Monday, March 20, 2006

El 21 de marzo
Hay muchas ideas que nos pasan por la mente en este día:
  • la primavera
  • el natalicio de Benito Juárez hace dos siglos
  • el día mundial de la poesía, promulgada por la UNESCO
  • y hasta la guerra de Mr. Danger Bush (alias "the Drank") contra Irak que inició hace 3 años y aún persiste.
De todas ellas, prefiero recordar aquella de los primeros años, los de kinder y primaria, cuando un pedazo de tierra de forma rectangular se utilizaba para hacer una especie de conmemoración a las fechas del año. Allí, en ese espacio de unos 2 metros por uno y medio, las maestras del jardín de niños María Elena Chánez, nos explicaban que las flores, mariposas y niños felices hechos de papel y plastilina representaban la estación del año más bella: la primavera. Para hacerlo sentir más bello, nunca faltaba la interpretación al piano de alguna pieza clásica de Mozart, Bach o Beethoven.
A ese espacio observado diariamente por los niños (y en forma de pila) le llamaban "La motivación". No sé si alguien de mis lectores lo recuerde o haya tenido la fortuna de vivir esa época, pero ahora viene de manera fresca a este momento, junto con aquel calabozo en el cual permanecía El Diablo, atrapado entre los cachivaches, trapeadores, escobas, y etcétera. Ese lugar destinado al castigo de los pequeños que "se portaban mal".
Durante las distintas épocas del año pudimos ver paisajes y/o escuchar historias diversas, y no sé por qué la memoria se empeña en recordar exclusivamente las de este día... ¿será porque esa edad se quedó representada en esa maqueta?, no lo sé. Pero algo es seguro, tengo la impresión de haber pasado por una primavera eterna; como si la historia del pastorcito de Guelatao nos la hubieran relatado siempre; tanto, que el día que pasé por esa ciudad viajando por Oaxaca, sentí como si la histororia se hubiera presentado en la realidad.
En primer año de secundaria me tocó vivir -con una resonancia difícil de olvidar- aquel multinombrado "Año de Juárez", ese que ahora Fox, nuestro actual (y casi a punto de extinción) presidente de la nación, ha tratado de meter en el fondo de la tierra, como si la figura del Benemérito fuera un avestruz, enviando inclusive el cuadro de Benito a otro sitio para colocar en su lugar el de Madero.
Ese año, gané la secreta mención de haber escrito el mejor poema a Benito Juárez en el sexto año de primaria; y digo secreta no por modestia, sino porque el profesor Caro (Luis Angel García) me lo comunicó en voz muy baja, como para que nadie más se enterara... o tal vez para que nadie más lo supiera, pues a lo mejor le dijo lo mismo a otros y fui yo quien no escuchó el anuncio y entonces no fue mi escrito el mejor. En fin, qué flautas importa; pero eso se me ocurre hoy que hago recuento de aquel día.
Hay tanto y tanto qué hablar de Juárez, del día de la poesía (en Pro de la cual solíamos realizar un festival para festejarla y difundirla), incluso de la guerra que coincidió un día como hoy, hace 3 años y la cual se volvió motivo de protesta en ese festival... pero nada diré. Me sentaré a recordar sólamente.
Todo eso, por cierto, Marmoleja, se realizó en la Plaza del Pescador de Guayson, a la luz de una primavera en estreno y a la orilla de una bahía contaminada y todo, pero con plena emoción de quienes acudimos a apoyar la causa, quienes se asomaron a ver qué se decía, o simplemente quienes decidieron pasar las mejores horas de un día de sol y asueto.
Eso ha llegado en este momento en que recuerdo los sucesos de los distintos marzos en veintiuno y hoy que Benito Juárez pudiera llenar un pastel inmenso con 200 velitas; pero Bush haría uno con tres millones de misiles.
Invoquemos (es una invitación) de cualquier forma a la poesía y que toda la luz que irradia nos salve de la forma en que sólo ella puede salvar al mundo, al hombre, a la vida.
p.d. No importa que esta iniciada primavera haya arrancado con un frente frío, dejando inclusive nieve en algunos lugares, como Canapas beach.

11 comments:

Glenda said...

=D ya se extrañaban sus posts, t.P.
que tenga un felíz dia de la poesía!

Glenda said...

eii!! jaja CARO! el "chale, chale".. me dio maths en 3ero. de secundaria y era asesor de grupo!.¬¬ el maestro más baboso que he tenido (y me refiero a la baba). pobres los que se sentaran en las primeras filas en su clase!
jaja.. guiuuu!

Glenda said...

a la xoxo tambien le dio! y hasta curso se fué con él, dice que para poder pasarla tuvo que ir a clases extras ahi enfrente de la copacabana.. je.

Glenda said...

mm.. y dice mi papá que tambien a él le dió, pero solo una clase porque le cayó tan mal que se cambió de salón con el maestro Keith (que también muchos conocen).
bueno, veo que muchos conocemos al Caro. creo que tambien a la Dulce le dió.

Marmoleja said...

mis 21 de marzo son como los domingos, me sirven para medio descansar, pero siendo maestra tengo que hacerles ver a los jovenes que un pastorcito estudiaba abajo de un árbol y no necesitó nunca el Internet. pero que tristeza me dan los 99.9 % de jovenes que no leen poesia, ni ninguna otra clase de lectura.

Pina said...

El Caro...
jeje! ¿existirá aún? mmm... no creo (al menos como maestro); te hablo de 34 años antes. A menos que sea como esa maestra Finita, o algún diminutivo similar, que tiene más de 100 años y ha salido con López Dóriga.
Es cierto, creo que a tu pá sí le dio clases.
Y a tí a la Xó...¿también?!!!
Otra que estuvo conmigo en ese salón de sexto fue la Lorena Bringas, hoy esposa del rector de la Unison. Ella era la niña buena, bonita y de más dieces en el grupo.

Hoy es de subrayar el "homenaje" que finalmente se dignó a hacerle Fox a Juárez en Guelatao. Pero un grupo de manifestantes le gritaron "Mentiroso!!!" con muy justa razón, después de que éste (nuestro H. máximo actual (y no por mucho tiempo) Presidente de los Estados Unidos Mexicanos quitara el cuadro del primer presidente indígena en el mundo, para poenrr el su lugar al de Madero (el ícono de los panuchos).

Pina said...

Marmoleja:

Es cierto y muy triste que aparte de que todo lo tienen que bajar de internet, la mayoría de los actuales niños y jóvenes no puedan percibir la diferencia de información que recaudan.
De hecho, hoy hasta las cuestiones más simples, bellas, puras... tratan de suplirlas con información de la red.
Es triste porque aún existen el atardecer, la noche, el mar, las estrellas, el olor a flores y muchas cosas simples que están aquí alrededor de nosotros y muy cerca... y no las ven o no las vemos por estar pegados a una pantalla.
En fin, el internet es también una maravilla... pero definitivamente no lo es todo. Y me remito a la frase de Antoine de Saint-Exupery: "Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos"
En fin, gracias por tu visita.
Ah, creo que se necesitan más mamás como tú en este mundo.
Por cierto, este jueves, a las 20:00 hrs., les invito a la presentación del libro "Animaldifícil" de Julio Ernesto Tánori(El mejor poeta del mundo) en en el IMCA.
Ustedes que están en Hillo, aprovechen, sobre todo si tienen carro. Ya sé que ahí los camiones dejan de circular en cuanto baja el sol, mientras que en Guayson puedes encontrarlos hasta las 10 de la noche.

Marmoleja said...

Gracias Pina, haré todo lo posible por asistir a la presentacion del libro en compañia de Glenda y Dulce

Pina said...

Al contrario Madame Marmolexius. Gracias por asitir en nuestro lugar. Ah, y por favor, no olviden dar un abrazo muy grande al Tánori de parte de Pi & Bu.

Lina Caffarello said...

De esta especie de laberinto que has creado (donde hábilmente entretejiste secretos y recuerdos, con hechos históricos de tu país, y hasta se ha infiltrado por ahí algún personaje mefistofélico), la poesía surge como una floración que va avanzando por sobre asombros y piedras. Y tal vez constituya el verdadero hilo de Ariadna.
Me encantó, Pina Pinita Pí!!!
Desde Buenos Aires los cariños de Lina

Pina said...

Hola, Lí!!!
qué grato saber de tí.Espero que tu hija ya haya recuperado su salud totalmente.

Te he rordadado mucho en estos días por los documentales que han programado en la TV a propósito del aniversario del golpe de Estado, y te imagino también por aquelos años imaginando el tipo de chica rebelde que habrás sido entonces.
Saludos cordialísimos.