Friday, March 24, 2006

Abrazos y cochitos por Angélica.
Alguien por la Campeche, en la San Benito de Hillo. estará de fiesta el fin de semana. Es Angélica, mi cuñada, a quien casi le tocaba el comedor de ochos sillas de madera de la familia, pues mi madre dejó como una máxima en la casa que aquel de sus descendientes que tuviera 6 hijos heredaría ese mueble tan apreciado por ella.
Y es que Angélica, mi comadre, ha sido la cuñada más prolífica; ha procreado a cuatro bellas: Xoxo, Glenda, Danya y Vicky. Es decir que Felipito -mi hermano mayor- a quien seguimos nombrando en diminutivo (así como sus familiares a mi Brunito) es el hermano que más mujeres tiene en su casa, lo cual lo vuelve, a juzgar por la tradición del pópulo, el bendito de la familia.
El hecho es que Angélica, la Kékala mamá de cuatro Zaukas, celebra este día su cumpleaños.
Si mi amada autora de los días continuara en este mundo, es seguro que a estas horas ya habría horneado una generosa dotación de cochitos (ese pan dulce que tiene forma de puerquito, cerdito, cochito, lechoncito... o como quiera usted llamarlo) que como cada año estarían dedicados a su nuera cumpleañera, a quien gustaba consentir con ese bocadillo.
Hoy que estaré por poco lejos de la Campeche, la San Benito y de Hillo., y que de nuevo no podrá estar mi madre para cumplir con esa tradición familiar, envío un abrazo por Angélica... y unas cuantas hojas de cochitos recién horneados ... tostaditos, para que los comparta con su familia y amigas a la hora del café.

9 comments:

Marmoleja said...

Que bonita tradiciòn; Angelica es mamà de la mejor amiga de Dulce, Genda es como si fuera de nuestra familia, por extensiòn, su familia tambien. Yo le llevarè cochitos aunque no tan buenos como los que describes.

Pina said...

Ay, qué linda, Marmoleja.
Muchas gracias.
Alguien estará muy feliz en el cielo agradeciéndotelo, además de nosotros. También haz efectivo entonces este abrazo a Angélica.

Por cierto, finalmente fueron a la presentación del libro "Animal difícil"?

Glenda said...

= )
aunque el cumpleaños de mamá es mañana..
FELICIDADES MADRE!
y saludos a marmoleja, mi hada y el sr. B.
p.d. que viva la familia! jeje

mi nana era la mata en la cocina.. su carne con chile (mmm), las tortillas! hasta me dejaba hacer tortillitas que, más bien, parecían galletitas! jaja..
pero mi mamá no se queda atrás, dice que aprendió mucho de mi nana pero, en realidad, sus tamales rifan!

Angélica said...

si comadre, ¡que rico! son los cochitos mas sabrosos que he probado en mi vida, sera porque estaban hechos con un especial cariño hacia mi persona, mis amigas conocen de ellos y casi, casi, los han saboreado con mis recuerdos y especialmente este 26 los comeremos con cafecito en el San Ángel de todos nuestros cumpleaños.
Felipe va a estar trabajando pero las vejas (que es como nos bautizo el hijo de una de nosotras cuando apenas tenía dos años y desde entonces asi nos decimos nosotras) me festejarán un dia antes, para que mi querido esposo este presente. Me han avisado muy temprano que vendrían y me traerían unas delicias para cenar y yo voy en estos momentos a comprar para hacer un pozolito, para no recibirlas con las manos vacias. Me gustaria mucho que se descolgaran todos por aca, si se puede, si no, nimodos, sera en otro tiempo. Y lo del comedor todavía no lo descarto, pues los conductos se pueden unir y listo. Pero con tantas mujeres no dudo que la familia crezca y crezca y crezca con todo el favor de Dios. Bueno me voy en estos momentos al mercado y a avisarle a la Tita y a Cezar.

Pina said...

Guárdenme un poquito de pozole en el congelador!!!

elena said...

pina: el poema el mensajero de los dioses es de maría elena (tocayaza)y viene incluido en el 'folletín' (encarte); el editor es dantón chelén. a ninguno del equipo ni de los colaboradores tengo el honor de conocer.
dile a este niño julio que me escriba, y tú también hazlo:
obsesion81@hotmail.com

Pina said...

Oki, Elena.
Le daré tu dirección a Julio César Tesisteco de la Tova. Así se llama.

Saludos.

elena said...

eve es una amigaza del alma, a quien conocí por internet en noviembre del año pasado, y personalmente a principios de marzo. aquí estamos en un restaurante llamado 'la mariposa amarilla', en un pueblo cercano, bacurimí, un día que la rapté.

besos, pina.
elena

Pina said...

Yo conocí a la Eve hace 13 años en un encuentro de mujeres escritoras, en Cd. Obregón. Por cierto esa vez vino Silvia Molina.
Ya después coincidí con la Eve semanalmente en un taller literario con Rafael Ramíerz Heredia en Hermosillo.

Saludos, Elena.
p.d. No le he enviado a Julio tu dirección aún.Él trabaja entre semana en Hillo y viene cada fin de semana a Guaymas. Él estudió Ciencias de la Comunicación en la Unison.