Thursday, July 31, 2008

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
Miguel Hernández.
Hasta la victoria siempre,
camarada Victor Hugo.
llevas en tu equipaje el puñado de horas de junio que reunimos con el más grande afecto un grupo de soñadores y guerreros como tú.
Au revoir, Alejandro Aura. Fragmentos de Cinco veces la flor En mi corazón hubo fortalezas y banderas; hoy, que se le busque un brote, una siquiera banderita verde. Que alguien se la busque.
Esperé una flor toda la vida,
y hoy, martes raspado de melancolía,
no sé de dónde, me ha llegado.
Pinche florecita de papel,
te quiero.
Dirás que no
pero hoy me levanté a quererte
y a que tú me quieras.
Alejandro Aura
Fragmentos de Cinco veces la Flor.
Ay, Aura!. Acaso imaginabas que exactamente un año después, tu hipo y toda molestia tuya se irían para siempre?
Esto dice en tu diario justo del 31 de julio del 2007 Me da hipo Es que me da hipo. Un hipo pertinaz, reiterativo, como todos los hipos. Casi no me doy cuenta cuando comienza, es suave y mullido, con algo de curativo; uno cree que va a ser un espasmo benéfico y liberador y sigue con lo suyo; pero cuando se ha instalado como descarga nerviosa que sacude todo el cuerpo y el entorno del cuerpo, comienza a tornarse en maldición. Hago lo que corresponde, claro: me tapo la nariz y dejo de respirar hasta que aguante, pero la medida no me deja prosperar porque a la mitad de mi ejercicio, hip; tomo agua al revés y apenas estoy tratando de dominar el ridículo de la postura y del ejercicio mismo cuando, hip; respiro adentro de una bolsa de papel y mientras voy cerrando con el puño los pliegues para que no se cuele el aire externo, hip; trato de procurarme sustos pero es prácticamente imposible asustarse uno mismo, se requiere una imaginación demasiado enfermiza, de la que yo carezco, hip.
Alejandro Aura (1944-2008).

Algunas de las notas que hoy aparecen sobre la muerte de Aura:

la jornada , la jornada también , proceso , Sendero del Peje , milenio , excelsior , La Crónica , digital , El universal , el imparcial , esmas , CNN , Cambio Sonora , EL ECONOMISTA , ansalatina , El Informador (Madrid) , Heraldo de Aragón , esto , ciudad norte (España)

Wednesday, July 30, 2008

Tuesday, July 29, 2008

Altanoche: renovarse sin perder esencia*
tomado de Altanuit
A Víctor Hugo no le gusta trabajar en equipo. Prefiere andar por la libre, solo y su alma de editor, convocando a una pléyade de colaboradores a los que da la tabarra por e-mail o en la cantina para que cumplan con el cierre de edición: esa enigmática fecha, sujeta a los caprichos del presupuesto. Y la fórmula egoísta y mesiánica de la que echa mano le ha dado resultado al director de Altanoche.¿Cómo consigue este quijotesco editor que, al final del día, y sin un quinto de por medio, respondamos los convocados a sus apetencias y terminemos escribiendo lo que los años, Dios, el diablo, la escuela de letras o el taller de casa de cultura nos dan a entender? Bueno, yo diría que no se trata de ningún especial encanto ni de glamur ni trascendencia. Más bien es la conjura de la tozudez de aquellos que no tienen nada que hacer y de un amor a las causas perdidas que, de tan perdidas, terminan por encontrarse.Las revistas especializadas de cualquier índole, pero más las culturales, nacen con el epitafio en la contraportada. Hablar de una docena de números, de un año de existencia suele ser motivo de dicha para propios… de los extraños no sé.Hablar de un número 34 y ya mero los cuatro años suele ser motivo de envidia para los propios y tal vez para los extraños.Como sea, Altanoche nos convoca una vez más en torno a lo que probablemente nos guste más a los aquí presentes: leer y escribir. Sin pretensiones, sin poses, con el cinismo tierno de los que en esto andamos, con la piel dura y la humedad de la noche, con las ganas de celebrar bajo el mejor pretexto de todos los posibles, una publicación inteligente, equilibrada y austera en este Hermosillo modelo Expogan.Hay que ser un poco camaleón en el negocio de editar. Escapista, pendenciero y elástico. Víctor Hugo Barrera, con este Altanoche 34, ha sabido reinventarse y evitar que se le agote la fórmula. Sin perder esencias, el reciente número huele a nuevo, a fresco, a lluvia de verano.Viejos y fieles conocidos se asoman en el índice con la garantía que implica su persistencia: José Abril (que no sólo conoce de cine si no que sabe escribir de cine); el mito de Paco Luna (el verdadero ha de andar cazando ballenas en Alaska); Carlos Sánchez y su dolor constante o Manuel Llanes (que ha aprendido a reír en Madrid). Pero también firmas nuevas que se adentran en las tinieblas con lámparas que quieren deslumbrar tanto bochorno: Magdalena Frías en la reseña, Silvia Arvizu en el cuento, y Liliana Chávez o Rafaela Fontanot en la crónica.Para el reciente Altanoche que estrena saco y corbata (un saludo a los erotizantes diseñadores), Víctor Hugo Barrera salió a la caza de esos ejemplares norteños obsesionados con el norte, y domesticó plumas de Tamaulipas, Nuevo León, Baja California, Durango y Texas, con lo que se abre el panorama para dejarnos un dulce sabor cosmopolita.Dos apuntes para terminar: el inquietante suplemento La tarántula que devora metáforas, el testimonio agradecible de que la poesía es origen, génesis y laboratorio de lo que viene.Y el otro apunte, el comercial, el vanidoso: circulen Altanoche, hablen de Altanoche, recomienden Altanoche. Vale la pena que entre todos ayudemos a conservar un espacio digno y escaso. Una publicación que además nos brinda ocasiones para alimentar el ego de nuestras cirrosis.
*Texto leído por Imanol Caneyada en la presentación del número 34 de la revista cultural Altanoche.
Desde Rusia con amor.
(bueno, así se puede llamar esta imagen recién enviada desde allá, vía Skype)
Y ya que me dio por andar cambiando la presentación de este blog, aprovecho para mostrarles esta foto que enviaron mi hermano Cesar y Domínguez desde San Peterburgo. La imagen fue tomada hace menos de una semana en el Castilllo de Pedro El Grande.
Ellos deben estar hoy en Novorsibisk, Rusia, para observar el eclipse total de Sol que este 1 de agosto será visible por ahí en esa región del mundo. Por su Parte, Antonio Sánchez estará observando desde este fenómeno desde China.
CON LOS ZAPATOS AL REVÉS.
El chivo estaba muy contento, era día de su santo, hizo un gran banquete e invitó a todos sus amigos. Desde muy temprano se mojó su pelo, se peinó, se vistió con la ropa más bonita y se puso los zapatos que había comprado.
En la fiesta, el chivo, muy presumido, lucía sus zapatos nuevos; de repente pisó sus agujetas y se sentó para amarrárselas y se dio cuenta que traía sus zapatos al revés, sintió mucha pena y cruzó las patas para que los demás no se dieran cuenta.
Su compañera chiva lo invitó a bailar. Al principio no quería, pero los demás empezaron a aplaudir y no le quedó de otra que aceptar. Estaba muy incómodo.
Cuando terminó la pieza, rápidamente se fue corriendo a su corral a cambiarse los zapatos. Salió muy a gusto, pero nadie de los invitados se dio cuenta porque no usaban zapatos.
El chivo muy alegre bailó toda la noche con sus zapatos nuevos.
Este es un cuento de Emili Buitimea Yocupicio, alumna del Taller de Literatura. El texto forma parte de una serie de cuentos infantiles que serán publicados por el FONCA en español y la lengua Mayo, junto con narraciones de distintas comunidades indígenas de México.

Wednesday, July 23, 2008

Me paso prometiendo que luego publicaré tal o cual evento, suceso, momento, etc. Y nada. Y claro, aunque no prometa se da casi por un hecho -por lógica- que de un momento a otro aparecerá aquí una reseña de equis o yé actividad realizada. Por ejemplo, debí -y esto de no hacerlo es/ha sido... ¿pecado de omisión?- haber escrito al menos unas líneas sobre el encuentro hispanoamericano de escritores Horas de Junio en Hermosillo (aunque tomé mil fotos que no publiqué por cierto); sobre el festival Mar Bermejo in Gays on City; sobre el día en que salí de vacaciones en mi centro laboral que me quita más horas al día, aunque ahora siga ocupada en otro curso de verano, etc. Pero eso a quién, a quién le importa.
Hago ahora y eso que lo tecleo a eso de las cuatro de la mañana un intento por contarles que la presentación de Casi un cuento, último libro de la Fita Rojas, fue uno de esos frutos divinos que caen del cielo llenos del más antojable sabor; sí, aunque se escuche o lea de lo más cursi o sobado. Es más, no hablaré de ello y seguiré con este egoismo de guardarlo todo para mí. Y en todo caso les invito a que sea la propia Fita quien les cuente su versión de esa noche de nosecuántosgrados -centígrados o Gay Lussac- en la que terminamos platicando de aparecidos, fantasmas, vivos y otros no tanto, alrededor de la alberca del Armida mientras Sylvia Teresa y el Lupillo se carcajeaban de lo lindo de nuestra charla. Y aquí va. Y bueno, también Sylvia T. les cuenta y muestra fotos acá .
Así que, lo sé, debe parecerles ridículo y quizá nadie lea esto, pero tenía que decirlo y ya está.
Si puedo (y va de nuez esto de prometer) un día les cuento lo lindo que es tener en casa obra pictórica de Pablo Picasso. Sí, allí, en nuestra casa de la cultura. Ya sé que no diré nada de eso -de eso sí creo estar segura- pero aquí va una invitación y esta sí es para quienes, como nosotros, no tienen esa frecuente suerte de estar cerca de cualquier fetiche como es lo es cualquier cuadro, aunque sea grabado, de este artista. Ah, por cierto, hasta la Venecia ha publicado algo en su blog a propósito de esta "visita", aquí.
p.d. En realidad ha habido un montón de sucesos importantes, incluyendo la mudanza a "nuestra" (pues aun no lo es tanto) casa (bueno, casa sí es, pero nuestra-nuestra pues no todavía, pero ahi vá la cosa); con cierto bajo las estrellas, presentación de Breve azul -aquí y en Polvo, léase Gmas. y Emp. ; la exposición de La foto que no, la emocionante espera de dos sobrinos para septiembre (uno de mi querida sobrina Xoxo: para el 15, cumpleaños de mi apá; y el otro, de Magda Riestra, para el 7, un día después del mío -cumpleaños, no bebé-), etc etc etc. Sí, ya sé que al mundo le quitan todo esto que les cuento y lo mismo da, pero en este atómico sitio de nuestro planeta que vivimos, aunque parezca inmenso, también es una nimiedad (bueno, lo digo en el sentido de pequeño.. ¿ya ven que también puede significar exceso?) existimos una bolita a quienes nos parece importante esto y otros detalles más pequeños aun. Por simple y ridículus que parezca.
En fin, va desde acá un recuento no pedido, pero sí dedicado con supremo afecto a quienes se toman la molestia de venir a observar qué pueden encontrar. O criticar... why not?
p.d. 2 La imagen mostrada la tomé desde el patio de la escuela primaria Loreto Encinas de Avilés (heroina de este puerto) y muestra a otro personaje no menos memorable: Don Benito Juárez, allí, donde parece estar como un palito vertical enmedio de los cerros.
p.d. 3 Esto que voy a agregar sin abundar en ello sí es una verdadera preocupación; se trata de que en México, 54.6 por ciento de los jóvenes confiesan estar tristes y creer que su vida es un fracaso y bueno, hay una atinada editorial en la que se habla al respecto.
Y por último: un dato importante (y desde aquí envío una felicitación a Raúl Perez) de un destacado investigador de la Unison galardonado en Gran Bretaña.
Y si es posible que esto llegue a ser leído ahora por allá en Rusia va un abrazo muy fuerte para César, Domínguez y Antón.

Friday, July 11, 2008

"Casi un cuento"
hoy viernes
plaza 13 de julio
(de hecho, a la puerta izquierda de la parroquia de San Fernando)
7:00 p.m.
estarán:
la Fita (obvio)
Carlos ánchez (editor)
Bruno Hdez. presentador
moi meme
esto dentro del marco de las actividades del Festival Mar Bermejo de Gays on City, the ass of the word
La foto es de cuando éramos estudiantes aún, pero por culpa de los virus no tengo archivos en la PC.

Thursday, July 10, 2008