Thursday, April 27, 2006

Llegó el circo!!!
Desde 1888, cuando hizo su primera presentación, el Circo Atayde ha sido constante en sus visitas a este lugar. Hoy me crucé con las llamas, el elefante, un tigre y un león por la Serdán, a la altura del Vé Ache ... lástima que ya no traigan aquellas aguas danzantes que se movían al ritmo de "Así hablaba Zaratustra"
A algunos sólo les queda recordar (como al Bruno) la compra de gatos que efectuaban los cirqueros para dar de alimentar a las fieras. Al Bruno le pagaban 5 pesos por cada felino, hasta que supo los fines de tanto minino; ese día no regresó más a formar fila para recibir los 5 pesos multiplicado por el número de misifús que alcanzaba a cargar en sus brazos.

7 comments:

Jose fá said...

Dile a Bruno que sólo contribuyó a dar placer (ése, el de comer)a otros felinos.¡chale!, Bruno, cuánta ingenuidad... bueno, se vale

Pina said...

Más bien, dice que le pagaban un peso o dos por cada gato.
Otro amigo suyo con quien realizaba este tráfico de felinos, ahora es "liniero" de la CFE, donde -de seguro- le ha tocado tener que bajar uno que otro que se encarama a los postes con cables de enrgía eléctrica.

Pobres gatos de a peso!!!

Saludos y feliz puente.
p.d.

Marmoleja said...

Que feo caso...

`Velta fetuccini, se harìa rica, tiene dos gatas que paren cada dos meses a un promedio de 5 gatos cada vez

Glenda said...

no me gustan los gatos, pero, pobrecillos... :S

Pina said...

sí, pobres gatos... pero de todas formas ME CAEN GORDOS... prefiero los tigres o los leones.

Glenda said...

que salvaje.. jaja con razón dice Bruno que se le apantera!

Pina said...

No, pues de lejecitos... se ven bonitos. Los gatos ni de lejos me atraen.