Friday, October 20, 2006

El Muro de la vergüenza en Guaymas
El escritor guaymense y actual cóndul de México en Yuma, Arizona, Miguel Escobar, presentó esta noche su último libro: "El Muro de la vergüenza", en el interior del palacio municpal del Puerto.
Luego les cuento más... digo; tal vez.

5 comments:

Anonymous said...

Sí, queremos saber más, novela, cuento, crónica, poesía...cuéntanos, besos y saludos a las olas

Isolda Dosamantes said...

No nos dejes con la duda

poly said...

viejo amigo de my pather, ahi te encargo pina, haber que nos rescatas...

Máximo Ballester said...

Mira, Pina, yo no se quien es este señor pero el titulo promete.
La palabra verguenza asociada , en este caso a Mexico, me recordo un informe peridistico -tambien vi un video con testimonios- de las mujeres en Juarez, chiguagua. La nota tenia por titulo Las chicas de Juarez. Sobre un libro de un autor que no conozco y tuvo la valentia de investigar el tema.

Si sabes algo acerca de esto me lo comentas, por favor, quisiera saber como anda ese asunto.

Un beso.

Pina said...

Máximo; en respuesta a tu solicitud y a la del resto de los amables lectores, he publicado ya la nota periodística del evento, un tanto vergonzoso debido a que en las afueras del Palacio se realizaba una toma del edifico por trabajadores municipales del servico de limpia de la comuna, quienes se manifiestan desde hace unos días porque serán despedidos, al ser aprobada la privatización del servicio.
El problema aquí es que -aunque lo niegue la máxima autoridad, junto con los regidores que votaron a favor- se trata de un negocio amañado que en realidad sólo beneficiará a quienes se encargarán de la limpieza en la ciudad, que actualmente es considerada la más sucia.
El otro problema de este asunto es que mientras la ciudadanía no se concientice, la suciedad continuará; es tan común observar a personas de todas las edades arrojando basura en plena vía pública, que quienes vivimos en este olvidado Puerto no creemos que la medida gubernamental sea la más conveniente. Pero en fin, gobiernos son gobiernos (con todo y su respectivo gabinete).

Gracias por seguir asomándote aquí.
Saludos.