Tuesday, March 17, 2009

El Adios del Tío Benjamín.
El viernes se fue.
dice mi tía que sólo sonrió un momento antes y sin pretenderlo siquiera convocó a más de los que hubiéramos imaginado ver juntos en un mismo sitio, en su despedida, ahora sí la última. Y fue allí, en la parroquia franciscana donde cientos de conocidos coincidimos para decirle adios, para recordar al menos una anécdota, una de las mil que debe haber archivado en su existencia. Mi tío se va y con él los momentos de tantísimos viajes en la infancia que difílmente podremos olvidar.
Te dejo una flor, compa Benja. Y te saludo con el agradecimiento de aquellos años tambièn compartidos. Te vas con todo y tu troque aquél.

10 comments:

Kika said...

Unos se van, otros llegan... los ciclos vitales. Y nosotros somos parte de ese ciclo, no nos queda de otra :/

Pina said...

así es, Kika.

somos una lista infinita y nadie sabemos quién será el siguiente.

es por eso que debemos estar preparados siempre.

te mando un abrazo.


p.d. te envidio por ese viaje al encuentr de Jalapa.

FeLi said...

Yo sólo espero que cuando me toque no me duela, y si me duele, entonces que sea joven, seguramente tendré más tolerancia.

Pina said...

Feli:
mmm... pos tampoco estamos para pedir que sea así o asado... t´a cañón pedir tanto, o más bien está canijo que se nos conceda tan fácil, asi que mejor ni le muevas, be happy & be good, Feliniux ... y ya!

un abrazo caaasi primaveral

FeLi said...

Sí, hay que pedir, capaz que se me concede.

Pina said...

tenés razón... al que no llora, Dios no lo oye

besitos

jose fá said...

Recuerdo aquella escena de Macario (la película, el texto la verdad no sé si describe algo así)Cuando López Tarso (je) habla con Enrique Lucero (¡je!!) en la cueva plagada de velas encendidas y cómo la muerte las apaga, así no sabremos cuándo, ni cómo... velas agotadas, velas recién encendidas, a la mitad... no sabremos

No quiero decir que me abstengo de pedir, no tanto el cómo sino el cuándo... pero me parece como que se le sala a uno la vida o la muerte -en este caso- adelantando conjeturas anheladas... a enredada no me ganan fácil, jaja

Besos a todas las velas encendidas (y apagadas también, por qué no)

Pina said...

cierto, Fita... igual me pasa.

No sé ni cuándo, ni dónde, ni cómo y tampoco me atrevo hacer una petición (que -válida o no-)tal vez se me pueda revertir.

Ni siquiera me atrevo a decir que deseo que mis "restos" queden en equis lugar -aunque ya lo haya mencionado en broma alguna vez-porque igual pueden suceder muchísimas formas de desaparecer en la que los otros -aquellos que me sucedan- sepan de mí.

Sólo recuerda aquella anécdota del sacerdote que, habiendo pedido que sus cenizas las arrojaran al mar, y aun habiendo dejado esta misión a los 2 amigos más confiables, sus restos finalmente quedaron en la basura de un bar de mala muerte confundidos con la tierra, saliva y pisadas de cuanto parroquiano llegó aquella noche hasta ese bar, y sólo porque los amigos confianza quedaron "botados" con el alcohol, tal vez por recordar con demasiada nostalgia a su extinto amigo.

Y sí:
besos
¿por qué no?

Letty said...

Querida P.P., te dirè como decìa mi Mamy: ¡En vida!. Te quiero mucho y te envìo un abrazote por el dìa de P.P. (Pater Putatibus alias San Josè) en fin... feliz dìa de tu santo!!! P.D. me encantò el post, y aunque sea post mortem, mi tio siempre serà un personaje muy importante, que desde nuestra infancia marcò nuestras vidas -quizas haya sido sin querer, pero lo hizo- sea por eso que su convocatoria fue grande.

Pina said...

Querida P. Letty (alias la tía que hace cosquillas):
Me siento entonces más orgullosa de festejar mi nombre el día de Pater Putatibus, como el PP Vra, alias mi primo político..

Gracias por esta vsisita.
Te mando otro beso y abrazo putativísimos entonces y otro de almacén para el resto de la fámili et al.

Dile al PP que le mando uno por su día de mono también.