Friday, January 30, 2009

Cuarta canción No es un poemá mío -ojalá lo fuera- pero va para Don Santiago Rojas, a quien quiero como a mi padre

Yo me ahogo de cielo.

Mi corazón se inclina

y las islas no llegan.

Dame tu mano entonces,

quiero morir tocando

el extremo más dulce de la tierra.

(Simple canción, Lima 1960) Juan Gonzalo Rose (1928-1983)

6 comments:

Bernardo Duarte said...

Hola, Pina... El parentesco se ha consolidado, al parecer, pues ya resido formalmente en casa de la Familia Otero Carranza, a la cual quiero mucho... Dios la bendiga siempre... Un B-Zo y abrazo... ;'-*... ;'-)...

Pina said...

Mi estimado Bern.

Me alegra mucho. Envía mi saludo y un gran abrazo desde aquí para todos.

jose fá said...

Qué bello dice este poema:

"el extremo más dulce de la tierra"

hay veces que quisiera

Un abrazo muy agradecido en nombre de mi padre

Pina said...

Así siento la presencia de tu padre. Como una sorprendente frase que está allí donde nadie la imagina y sin embargo está, existe, toma y nadie más le puede arrebatar el sitio...
Doña Socorro en cambio es una canción que me recuerda mucho a Mariana...
Ah si no fuera por las imágenes no sé cómo podría explicarme el mundo a mí misma.


Va un abrazo. Uno inexplicablemente cálido en este inicio de febreroloco.

Maya said...

Yo me ahogo de cielo...
Muy hermoso y más hermoso ahogarse de cielo, más hermoso aún ser EL EXTREMO MAS DULCE DE LA TIERRA.

mUY BUEno
:)

Saluditos calurosos.

Pina said...

Omaya:

Juan Gonzalo Rose es un poeta maravilloso.
Una bellísima coincidencia a través de un gran amigo peruano nos ha hecho posible conocerlo. Quizá hoy mismo Rose esté ahogado de cielo y disfrutando del extremo más dulce de la tierra.

Otro saludo. con un loco febrero recién estrenado.