Friday, November 02, 2007

El día de muertos En el Festival de la calaca 2007, anoche. Manuel -la Muerte-; Le Pinè, Mario Licón, Bu, el Sheyk, Javier Ballesteros y Alfonso Torúa. Allí, en el callejón de los Triquis, donde el Sheyk expuso caricatura y el Brunop presentaría el libro de Torúa, pero no y quién sabe por qué motivos; ¿la organización?, quién sabe, pero ambos iban preparados, público hubo... pero presentación nel.
mis alumnos del Itson dedicaron el altar al Ché
El altar dedicado a Frida, por alumnos del Bruno... ¡qué rica estuvo la comida!
Nuestros muertitos del ITG

16 comments:

Yue Xian Nu said...

Que bien por el festival, que padres fotos.

jose fá said...

qué ganas de andar allí, con ustedes (en el callejón de Valadés, el de las señoritas quedadas), Bruno, el Sheik, Alfonso T., la Muerte (¡ooh!). y contigo, Pina querida

me llama la atención esa foto del Che, tan el mismo siempre, tan imagen él, repetido allí en el altar, curioso detalle

al panteón, ayer Mariana llevó dulces y dibujos que con esmero coloreó, fue un lindo día, dijo...

Pina said...

Yue Xian Nu:
Finalmente me doy cuenta que el festival de la muerte ha tenido mayor éxito que el Carnaval de la vida en este Puerto. Bueno, esa es mi percepción; pero sí, es muy grato que este pretexto nos traiga a los amigos que tanto queremos y que luego se sumen otros más aunque sea con el deseo.

Gracias por esta visita.

Pina said...

Fita:
Sí. De verdad estuviste; y tanto que recorrimos precisamente por la calle de la que Valadez hablaba. De ese Edmundo Valadez con quien compartiste física y geográficamente aquellas anécdotas de su primer metáfora.
Pero es una tristeza ver en lo que ha quedado convertida su casa de infancia. (Ya sabes, aquí les vale madre eso y Valadez y todo lo que huela a lo que hizo y etcétera). Con trabajos le pusieron el nombre a una calle que se encuentra por ahí cerca (una calle que no abarca más de 2 cuadras creo, ahí, a un lado de la tienda Coppel -y nadie sabe que se llama así-). La bautizaron cuando nadie se dio cuenta; yo me enteré un día en que recorrí la Plaza de la Pistola.
En fin, C´est la vie!

Sicofante said...

Pina,

Qué padre se ve todo. Hasta me dio hambre.
Saludos

Alx Rmz

Pina said...

Sí, estuvo deliciosa... no exagero gratis y ésta fue la primera vez que probé de los platillos de algún altar de muertos.
Hasta los garapiñados trasnsparentes -made in Empolvo- estuvieron riquísimos; ni se diga de las flautas con una como salsa de atún, crema y chile. Mmm... aún se me antojan.

Saludos.
Anoche saludé a Laura Delia y a la Fita. La segunda presentó Casi un Cuento en La Mancha. A la primera aun le vive la emoción del homenaje de la actual Feria del Libro.
Escuché que viniste a Hillo. Yo fui allá, pero sólo estuve en esa presentación. Visita médico-literaria, jeje.

Yue Xian Nu said...

Felicidades por todo amiga.

Pina said...

gracias, Iso.
¿cómo tas?
Espero que estés muy bien.

Saluditos

Yue Xian Nu said...

S� Pina, estoy bien, reicorpor�ndome poco a poco a nuestro m�gico pa�s.
Saludos a todos por all� y porfa, escribe que te extra�o.

nacho said...

Se ve que estuvo divertida la celebración de los muertos, valga la expresión... je. Saludos al bruno y un abrazo para vos.
nacho mondaca

Máximo Ballester said...

Hola Pina: vengo a dejarte mi abrazo y mis deseos de que tengas un feliz 2008.

Pina said...

Máximo, Nacho... Mario en Sydney (y quienes se asomen):
Muchas gracias por la visita y los abrazos.
Feliz 2008!

Espero que en este año "Bi" sea posible agregar más notas de ocho columnas a este blog a punto de extinción

Abrazos infinitos a todos

jose fá said...

Ojalá que sí, Pina. Se te extraña mucho. (no ha habido cataclismos, ni meteoros, nada que justifique la extinción de este oportuno y claridoso blog)

Te abrazo y lo abrazo al Bruno. Con todo mi amor y respeto. (huy, qué seia me he puesto en este bisiesto)

hernan rod said...

Ha sido una verdadera pena que no se presentase el libro de Torúa. La difusión de la literatura no se ha colgado de este evento, sino al contrario. Este evento se ha robustecido a partir de expresiones artísticas que bien poco se difunden con apoyo de las entidades gubernamentales. Ha encontrado, el Festival de la Calaca, un verdadero sostén en el interés público, en la prestancia del verdadero artista desinteresado que asiste a exponer y a ser espectador. Por ello creo que es importante valorar que dentro de muy poco, este evento estará entrando como un rubro mas en la enorme lista de gastos que las instancias de gobiernos municipales argumentan como gasto público, (y que desde luego, no lo es del todo), debiesemos revalorar nustra posición de mero espectador.
Si va el maestro Torúa, si está el moderador y si hay foro... solo una cosa me explica que no se presentase el libro: el interés de no verlo.
Recibe un saludo y espero que este año les traiga muchos buenos momentos.
Hernan Rod

Pina said...

Gracias, Hernán.
En realidad ya sabes cómo masca la iguana y lo lamentable es que a pesar de todo (o de muchos intentos) esto siga igual. En fin, c ´est la vie!
Podría mencionar como ejemplo el hecho de que a los juegos florales se les imponga ahora el nombre de alguien que nada tiene que ver con la poesía, pero así es la cosa: aquí esta decisión corre a cargo de las autoridades... as usual.

Otro ejemplito: por qué no llamar de manera permanente "Edmundo Valadez" al festival de la calaca?; si fue este escritor guaymense, autor de "La muerte tiene permiso" quien nació y dio sus primeros pasos en ese callejón de los Triquis (Triques, o como quieran llamar). Además existen varios premios literios fuera de Sonora que llevan su nombre y no aquí en su ciudad natal, etc.

Hernan said...

Pina: Tienes el blog lleno de razón.
Un saludo.
hernan rod