Monday, February 19, 2007

Hoy he dado mi firma para la paz Bajo los altos árboles de la Alameda y a una joven con ojos de esperanza. Junto a ella otras jóvenes pedían más firmas y aquella hora fue como una encendida patria de amor al amor, de gracia por la gracia, de una luz a otra luz. Hoy he dado mi firma para la Paz. Y conmigo, en cien países, cien millones de firmas,
cien orquestas del mundo,una sinfonía universal,
un solo canto por la Paz en el mundo.
Hoy no he firmado el poema ni los pequeños artículos,
ni el documento que te esclaviza,
no he firmado la carta que no siente ni el mensaje que durará un segundo.
Hoy he dado mi firma para la Paz. Para que el tiempo no se detenga,
para que el sueño no se inmovilice,
para que la sonrisa sea alta y clara,
para que una mujer aprenda a ver crecer a su hijo
y las pupilas del hijo vean cómo su madre es cada día más joven.
Hoy he dado una firma, la mía, para la Paz.
Un mar de firmas que ahogan y aturden al industrial
y al político de la guerra.
Una gigantesca oleada de gigantescas firmas:
la temblorosa del niño que apenas balbucea la palabra,
la que es una rosa de llanto de la madre,
la firma de humildad -la firma del poeta.
Hoy he elevado en una el número mundial de firmas por la Paz.
Y estoy contento como un adolescente enamorado,
como un árbol de pie,
como el inagotable manantial
y como el río con su canción de soberbios cristales.
Hoy parece que no he hecho nada y, sin embargo,
he dado mi firma para la Paz.
La joven me sonrió y en sus labios había una paloma viva,
y me dio las gracias con sus ojos de esperanza
y yo seguí mi camino en busca de un libro para mis hijos.
Pues ahí estaba mi firma, precisa y diáfana,
al pie del Llamamiento de Berlín.
Parece que no he hecho nada y, sin embargo,
creo haber multiplicado mi vida
y multiplicado los más sanos deseos.
Hoy he dado mi firma para la Paz.
Efraín Huerta (1914-1983) Y a propósito de Huerta, y su cuarto de siglo de ausencia física en este mundo, su hija Raquel Huerta-Nava nos ha enviado la siguiente invitación. La transmito para quienes puedan asistir por allá en el D.F. Saludos.
---------------------------------------
La XXVIII Feria Internacional del Libro de Minería y Raquel Huerta-Nava Tienen el agrado de invitarle a las siguientes actividades: Viernes 23 de febrero a las 16:00 horas Presentación del libro Revisión vegetal
antología surrealista de Efraín Huerta.
Auditorio Sotero Prieto
Presentan: Benjamín Valdivia, Héctor Carreto y Raquel Huerta-Nava
Domingo 4 de marzo a las 19:00 horas
Presentación de la colección Caminantes en el tiempo,
biografías para jóvenes, de Raquel Huerta-Nava. (Nezahualcóyotl, Bernal Díaz del Castillo, Gonzalo Guerrero, Alejandro de Humbodt y Diego Rivera)
Auditorio Cuatro
Presentan: Alberto Chimal, Felipe Garrido y Eve Gil.
Festejo de honor Palacio de Minería
Tacuba 5, Centro Histórico Ciudad de México

11 comments:

la li said...

Hola amiga, poeta, maga... princesa saintexuperiana de las palabras !!!
Para vos, todos los abrazos del mundo desde este sur donde doblan los vientos y el agujero de ozono ya es un abismo.

Pina said...

Mi Li. Grax!!!
Aquí ando casi lista para esa cirugía de la que -in God I trust- volveré.

Quiérolos un chingo... a todos

voy sin punto final

jose fá said...

Lo que corresponde son DOS PUNTOS.
Un abrazo, dos, tres, muchos. Ya sabes que te quiero mucho. Mariana también te abraza

jose fá said...

Lo que corresponde son DOS PUNTOS.
Un abrazo, dos, tres, muchos. Ya sabes que te quiero mucho. Mariana también te abraza

Pina said...

Gracias, Fita.

Qué créen???
... me regresaron.

1.-No conseguí la sangre necesaria (me falta una unidad de algún donador disponible del tipo que sea.)
2.- Traigo un inicio de gripa que es muy peligrosa para una cirugía de esa índole.
3.- El quirófano estaba sobrepoblado. Es decir, nos eliminarion a varios programados para atender a Urgentes. y..
4.- Dicen que están construyendo un nuevo quirófano. Así que:
5.- Me operarán en 2 semanas más.

Saludos desde este regreso.
Es lindo encontrar este tipo de detalles en el buzón o tu departablog.

Besos, besos y más besos...

la li said...

Bueno Pi, si no era el momento... por algo no lo sería. Mirá, mejor que esos médicos te traten con cuidado porque sinó se las tendrán que ver con toditos nosotros (tus amigos cercanos y no tanto).
Un abrazote enorme y aséptico.

Anonymous said...

grax, Li.
Hoy se aceptan todo tipo de manifestaciones de cariño (de hecho siempre, je) pero es particarmente lindo seguir en este tren de besos y abrazos.
Aunque un tanto tristes como la noticia que anexo al post que sigue. Eso de leer la nota en un periódico en línea que dice que acaba de morir el Ché en su natal Argentina, despues de haberse ido hace unos pocos meses de este país en el que sembró tantos amigos y seguidores como árboles en una pradera.
El Ché que amó y dejó algo lindo en Bolivia y a nosotros nos enseñó a extrañarlo.

En fin, amiga. Ojalá pudieras contactarte con su familia por allá y expresarle que en este rincón de México se le quiere y se le recordará siempre.

Sigue esta cadena de abrazos... y que no se acaben.


atte. Le Piné

la li said...

Será difícil, Pi, encontrar la forma de contactar a la familia. Pero lo difícil no siempre es imposible. Seguramente algún modo habrá.

Pina said...

gracias, Li.
El Ché es además una especie de "papá putativo" de mi querida sobrina Glenda, fiel amante del cine desde los primeros años de su vida.
Hoy sábado acabo de darle esta noticia que hasta hoy ella desconocía y ahora debe estar en shock.

Yue Xian Nu said...

Huerta, una vez soñe que me decía, muchacha ebría, salud, señores, por el poeta del alba, a quién posupuesto admiro.
Isolda

Anonymous said...

buen sueño el tuyo. Yo sueño con soñar lo mismo. Jeje.

Sí, Huerta es de mis entrañables favoritos

Besos hasta vos.

Le Piné.