Sunday, October 07, 2007

Hasta siempre, tía Laura.

Quién hubiera creído que elegirías el aniversario del Ché para irte. Quién será desde hoy el pilar de los Morales, quién acompañará a Mario en sus horas libres, quién será la que pregunte por qué no vamos a misa. Quién regará las plantas, encabezará las navidades o prepará aquellos platillos... ¡cualquiera de ellos!

Quién, tía Laura. Y cuál habrá sido de todos el último deseo cumplido en tu vida.

Adios, tía. Hoy vestiremos de blanco como un homenaje a ti. Por esa paz que has alcanzado.

5 comments:

jose fá said...

Lo lamento y te abrazo. Mucho.

Poli said...

Sólo un abrazo enorme Pina...tu ya lo has dicho todo.

Yue Xian Nu said...

Un abrazo bien fuerte para mi Pina, un abrazo que te acompañe y reconforte. Te quiero siempre. Isolda

pina said...

Queridas, muy estimadas amigas:
No sé cómo agradecerlo; de verdad, muchas gracias.

Anonymous said...

Agua, uno, dos, tres traguitos de agua, su último deseo cumplido. Y antes, el amor que nos dio y le dimos, Y después, el que la esperó por siempre y que se fue antes que ella. Ya está completa y feliz y más viva que nunca.

Aprenderemos a preparar sus platillos; Mario está acompañado siempre por su esencia, y su voz, desde dentro de nosotros mismos, preguntará cuándo vamos a misa. Los Morales somos todos y en cada uno ella dejó su huella.

Sí, se fue, pero no nos abandonó, porque aún sigue viniendo a abrirnos puertas, a inspirar a sus cazuelas y a mimar a sus plantas... A decirnos que nos quiere de una y mil maneras, porque el amor nunca termina...

Te quiero P. mía

Bachos y bechos para tí y para Bu

Tu P.
Jani