Thursday, August 23, 2007

HA MUERTO JESÚS COS CAUSE
La patria del poema está de luto
“El estado natural del hombre es la Poesía” Jesús Cos Cause.
Por Reynaldo García Blanco.
Ha muerto Jesús Cos Cause. La patria del poema está de luto. Nació en la pobreza natural y murió en la pobreza irradiante. Ahora será el eterno Quijote presto a cabalgar en los páramos de la memoria de los que lo odiaron con premura y los que lo amaron en toda la inmensidad.
Para hablar de Cos Cause hay que ir al génesis. Ese génesis de cuando el primer hombre se dispuso a poner sobre el fuego las palabras que le daban miedo comenzaba el rito interminable de la poesía por encima del rito de la muerte. Han pasado los días, las guerras, los desamores, los dulces hundimientos del horror. Un Lord Byron en la plenitud del cielo, un César Vallejo en la periferia de la tierra sin otro ademán que saludar las banderas caídas.
En las casas vacías de la locura hay mujeres que construyen con humo el sostén de sus hijos. Hay hijos que se ahorcan con bramantes de aire en un sitio llamado Café Bonaparte.
Las palabras se pueblan de manos vencidas, de ojos quemados por el fragor de la arena en los desiertos que ya nadie dibuja en los mapas. El poeta, como demiurgo ha de ponerse el uniforme de cosaco, la sotana del realista, la espada del vencedor y echar sus alas sobre las planicies donde le puede esperar el paraíso, la crucifixión o simplemente el allanamiento del misterio.
Corren días arduos. Poesía y barbarie. Eros y Tanatos. La flor y el desastre. Como en dos bandos los poetas se enfrentan a la discordia de existir en un mundo cada día más fragmentado, crucigrama o acróstico del cual se han perdido piezas fundamentales.
Alguien ha dicho que Dios no puede cambiar el pasado, los historiadores, si. ¿Y los poetas? Bueno, a los poetas le está destinado cambiar el futuro desde un presente que se hace enrarecido y demoledor desde el vocinglero noticiero que anuncia tres muertes por segundos. Se hace necesario pues, plantar el girasol en la grata compañía del giraluna.
La locura del Quijote o Gibran. La bondad de Mahatma Ghandi o Teresa de Calcuta. La santidad y misterio de Francisco de Asís o Che Guevara hacen la ronda para que Juan Salvador Gaviota, la Zorra y el Principito canten un aleluya al amanecer.
La poesía ha de trasponer las puertas del castillo de marfil para convertirse en aurora y pan, mariposa y mar pacífico.
Se ha de volver al hornillo viejo del patio donde Kafka intentó ser polvo enamorado, a la hoguera silenciosa que destruyó bibliotecas enteras, al callado heroísmo de los monjes que iluminaron los libros sagrados o prohibidos. Se ha de volver a ese y otros fuegos terribles dictados por la censura o la ceguera de los necios. Se ha de volver a esas ruinas para levantarnos desde el olvido con la palabra en ristre, saludar el vientre de las mujeres, saludar el lugar común y hermoso que es la risa de los niños. Se ha de volver a esos naufragios personales para saludar a la muerte que da vida, a la vida que da otros albores.
Hay momentos en que escribir hace daño y vale el silencio del ruido de la página rasgada. Ha muerto Jesús Cos Cause. La patria del poema está de luto. Nació en la pobreza natural y murió en la pobreza irradiante. Ahora será el eterno Quijote presto a cabalgar en los páramos de la memoria de los que lo odiaron con premura y los que lo amaron en toda la inmensidad.
Viejo y amigo Cos Cause ten presente que se ha de volver a la secreta comunión de las palabras para comprender de una vez y por todas que el estado natural del hombre es la poesía.
Breve biografía de un niño vietnamita
Nació un día
en una aldea
bajo un bombardeo.
Murió el mismo día
en la misma aldea
bajo el mismo bombardeo.
Jesús Cos Cause.
Nació el 15 de octubre de 1945 en Santiago de Cuba.
Publicó diversos libros de poesía, entre los que se encuentran los titulados
Con el mismo violín, Las canciones de los héroes, El último trovador y De antaño.
Además, Jesús Cos Cause desarrolló un importante trabajo
en la Casa del Caribe, en Santiago de Cuba.

2 comments:

Lina said...

Comparto con el Rey y contigo este luto poético. Se ha ido el Quijote del Caribe, a quien tuve el privilegio de conocer en 1999. Se ha ido, digo, a escribir nuevos poemas en la orilla desconocida del universo.

Pina said...

Li:
Cos Cause no se ha ido; más bien está allí donde siempre quedan los grandes hombres.

Gracias por seguir estas resonancias como dice el Rey.


Abrazos, amiga.